¿Por qué fomentar el uso y desarrollo de Software Libre en el Estado?

El Estado tiene la responsabilidad y la obligación de velar por los derechos de los ciudadanos. La forma de adquisición y desarrollo de software en el Estado no escapa a esta obligación. En tal sentido entendemos que dichos derechos se pueden analizar en el entorno de 3 grandes ejes: la generación de conocimiento, la mejora de la gestión y la reducción de costos.

Entendemos como derechos fundamentales de nuestra sociedad: la libertad, la soberanía, el acceso al conocimiento, la igualdad de oportunidades, un aprovechamiento óptimo de nuestros impuestos y una gestión de excelencia por parte del Estado sobre los servicios que brinda a los ciudadanos. Partiendo de cada uno de esos puntos, damos argumentos de como nuestra visión asegura y promueve dichos derechos y como se vincula todo esto con el Software Libre.

  • Libertad: Como seres biológicos, nos queda claro todos los aspectos de la libertad como por ejemplo la libre circulación en el terreno Nacional. Sin embargo este concepto se diluye cuando nos referimos a nosotros como seres del conocimiento. El conocimiento se mueve en el terreno del pensamiento y en la era de la información el conocimiento y la información en si misma se almacena y transporta por medios digitales. Por lo tanto para asegurar la libertad del conocimiento y de la información es necesario conocer las reglas de juego en torno a la infraestructura tecnológica utilizada. Para hacer una analogía, elegir un formato propietario para almacenar un documento con datos sobre un ciudadano, en el cual la única forma de acceder a dicha información es mediante el uso de un único programa mientras el dueño de dicho programa lo permita, sería como vender las carreteras nacionales y que la libre circulación de todos dependiera de la buena disposición de unos pocos individuos. En el mundo biológico los ejemplos son claros y difíciles de rebatir, sin embargo en el mundo digital se vuelve complejo de entender, sobre todo por el hecho de que en general las personas carecen del conocimiento técnico que les permita llegar a ver el problema.
  • Soberanía: ¿Por que no se privatizan los servicios de la Policía, el Poder Judicial o el propio Parlamento? Una sociedad no puede dejar en manos de intereses privados aquellas tareas que resulten vitales para su supervivencia. En lo que refiere al software estamos en un momento histórico crítico, donde el instrumento de las TICs ya esta embebido en nuestra vida y en particular en todos los servicios del Estado. Esto traer un montón de beneficios en cuanto a la gestión si, pero no nos damos cuenta que cada vez más dependemos de las TICs para nuestra supervivencia. Uno podría decir, la Policía es pública, no hay intereses privados que puedan influir, pero que pasaría si todo el sistema de atención del 911 simplemente dejara de funcionar de un momento para el otro? Este tipo de riesgo latente existe si el software utilizado es de código cerrado, pues no sabemos a ciencia cierta que hace o a que intereses responde, entonces ¿Hoy en día la Policía es realmente soberana? En la región y el mundo existen casos concretos donde distintos Estados vieron comprometida su soberanía y su seguridad por este tipo de problemas. Esta situación se repite a lo largo y ancho de nuestro Estado, sin embargo aún hoy, nadie hace echo de esta problemática.
  • Acceso al conocimiento: Todos tenemos derecho al acceso a aquellos recursos públicos como museos, bibliotecas, Universidad, entre otros. Todo aquello por lo que el Estado ha pagado, es decir, todo aquello por lo que todos nosotros hemos pagado nos pertenece y tenemos el derecho de poder usufructuarlo. El software no escapa a este hecho, entonces, si un municipio invierte en una biblioteca para que todos podamos disfrutarla, ¿por qué? como sociedad no podemos disfrutar del conocimiento implícito en torno a un software por el cual el Estado ya ha pagado su costo. Solo porque un proveedor colocó un tipo de licenciamiento que no lo permite o porque no da como parte de la solución el código fuente? ¿como es posible que el Estado acepte que se restrinja la transmisión de conocimiento? Sin contar con el hecho de que el desarrollo de tecnología de una sociedad depende casi en total medida de la capacidad de generar su propio conocimiento y dado que nadie genera a partir de la nada, es fundamental el acceso al conocimiento existente. En lo que refiere a tecnologías de la información, el Estado por su dimensión tiene el potencial de generar y brindar una enorme cantidad de conocimiento. Pero esto solo será posible si el Estado logra, primero, capitalizar este conocimiento y la única forma de capitalizarlo es mediante el uso y desarrollo de soluciones de Software Libre. Así como un libro es la forma de materializar, perpetuar y capitalizar el conocimiento,  el código fuente es la forma de perpetuar y capitalizar el conocimiento que gira en torno a una solución de Software.
  • Igualdad de oportunidades en el sector privado: El Estado es uno de los principales consumidores de software y debido a lo variado de su realidad de negocio, cualquier política o acción que tome impacta directamente en el ecosistema económico local, en este caso en lo que tiene que ver con el sector de producción de software nacional. Por su característica de conocimiento abierto y trabajo constructivo acumulativo, el uso de Software Libre en el Estado impacta directamente en la generación de puestos de trabajo, pero por sobre todo a la posibilidad para las PyMEs de entrar en el juego de un negocio que de otra manera les sería imposible por una cuestión de costos y concentración de conocimiento técnico requerido. Debido al modelo de negocios que se plantea en torno al Software Libre, generalmente es más barato y eficiente contratar el desarrollo o asesoramiento de forma local, poniendo a la industria nacional en mejor posición competitiva con respecto a las Multinacionales. Para poner un ejemplo, en los procesos de licitación de compra de software muchas veces se exige al oferente que proporcione credenciales sobre su software como por ejemplo que esté siendo utilizado en otros organismos similares. En muchos casos esto deja afuera del ruedo a muchas empresas pequeñas que si bien pueden tener el conocimiento, no tienen el histórico necesario que les de ese respaldo, inclinando la balanza a soluciones extranjeras ya probadas y con un supuesto respaldo aceptable. El motivo original de exigir esas credenciales es válido y recomendable, pues uno va a basar su negocio en una nueva solución informática. Una alternativa para obtener esa confianza podría ser en lugar de un demostrado uso del sistema, que el oferente lo venda bajo una licencia libre. Así el Estado se podría asegurar que el software haga lo que dice y tenga los estándares de calidad necesarios sin hablar del hecho de poder auditarlo. Esta alternativa favorecería a la industria nacional manteniendo un mercado libre pues los extranjeros también pueden participar de esta modalidad.
  • Uso eficiente de los recursos económicos: En uno de nuestros puntos en la visión del grupo mencionamos la frase "que el Software pague una sola vez". Volvamos nuevamente a los ejemplos, ¿que diría la opinión pública si un ministerio comprara una flota de autos y en las condiciones de compra figurase que un auto solo puede ser utilizado para un fin establecido y conducido solamente por el chofer que registró la licencia de uso? ¿Descabellado no?, pues bien esta es la modalidad corriente en el Software, por ejemplo, solo puede instalar este Software en 5 PCs. Si mañana tengo más personal, necesito comprar nuevas licencias por algo que ya he pagado. Menos aún poder entregárselo a otro sector del Estado. La base de esta incongruencia es el discurso dual "Software es un servicio que se vende como producto" que ha sido forjado desde sus inicios por los fabricantes de Software. Generalmente el usuario cree estar comprando un producto, como quien compra un auto. Sin embargo lo que en realidad está comprando es un servicio, un derecho a uso de algo que, mientras pague puede utilizarlo. De hecho, si fuera un producto podría volver a venderlo. Esto hace caer una primer hipótesis establecida y es pensar que al comprar software privativo nos estamos capitalizando. Uno no se capitaliza cuando alquila un auto. Otra hipótesis herrada es pensar que uno puedo cambiar de Software como quien cambia de auto. Cuando un auto se deteriora se compra otro nuevo y solucionado el problema, nadie piensa en "La migración del auto a una nueva versión". En Software estos cambios son traumáticos y costosos por que en realidad lo que estamos cambiando es un servicio que ya forma parte de nuestro proceso de negocio. En este sentido es más sano asumir que estamos comprando un servicio y así tomar las precauciones que se deben tomar cuando uno contrata un servicio. Ahora bien, si el software es un servicio ¿es posible capitalizarlo?. La respuesta es definitivamente SI. Y radica en que esta naturaleza dual "producto/servicio" la podemos explicar en la naturaleza física del software "código fuente / código binario". Cuando compramos Software privativo, compramos el código binario, compramos el servicio. Cuando compramos Software Libre compramos el código binario y el código fuente, es decir compramos el servicio y el producto. Pues sí, al código fuente si lo podemos ver como un producto, algo tangible que podemos capitalizar, pues en realidad estamos capitalizando el conocimiento asociado al código, como un libro.
  • Mejora de gestión y servicios: Uno de los factores clave para mejorar la gestión y los servicios es trabajar en Red, cualquier cambio a nivel nacional implica esta forma de articular los actores, se habla de sistemas, Sistema Nacional de Salud, Sistema Nacional de Seguridad Vial. Nuevamente recurrimos a la analogía para explicar este punto, Todos estos sistemas, no son otra cosa que la articulación de muchas instituciones, Públicas y Privadas aunando esfuerzos en forma organizada, centralizando cunado hay que centralizar y descentralizando cuando corresponde hacerlo. En las TIC's sucede exactamente lo mismo. No podemos hablar de centralizar de forma absoluta en un único mega centro de cómputos para todo el Estado, tampoco podemos hablar de utilizar una misma solución como caja cerrada para todos los organismos del Estado. ¿Se imaginan establecer un uniforme de talla única para todos los funcionarios del Estado? Sin embargo es claro que hay mucho en común a lo largo de todo el Estado, entonces la clave de mejorar la gestión en las TICs y esto va de la mano con el manejo eficiente de recursos, es encontrar los puntos en común, potenciarlos y también identificar las diferencias y alimentarnos de ellas, cada uno es bueno en algo, nutrámonos de su conocimiento y por sobre todo el conocimiento que se pueda generar en conjunto ya que como dijo Aristóteles, en todo sistema "El todo es mayor que la suma de sus partes". En las comunidad de Software Libre se trata de un trabajo constructivo acumulativo, nunca empezar de cero, partís de algo y le agregas una mejora según tus necesidades que luego volves a volcar para el bien común. Lograr este tipo de trabajo en Red en el Estado, generaría un uso más eficiente en la gestión humana y mayor generación de conocimiento concluyendo en un fortalecimiento del grupo humano de profesionales y nuevas posibilidades de poder afrontar mas y mejores desafios tecnológicos.